¿Y tú, quieres ser hombre embudo?


En nuestra continua necesidad de mejora, la historia nos va brindando ejemplos nuevos y posibilidades de mejora,  que después cada disciplina alega como propios.

Así nació la co-creación, en la necesidad de implicar a los clientes, algunas marcas comenzaron a permitir la participación de estos en el proceso productivo, ejemplo que se llevó al extremo en el genial caso del nuevo FIAT Mio

+ info?  

Con la extensión de las redes sociales, pasa algo similar, se nos abren nuevas posibilidades y se torna en fundamental dialogar  con nuestros clientes y conseguir su vinculación o “engagement” como lo definen a la perfección los hermanos Polo en el libro Socialholic.

Estos avances transforman nuestra manera de ver las cosas, nos hacen más abiertos e interdependientes, aunque…

  • ¿Estamos acostumbrados a mirar siempre primero hacia el exterior, antes de mirarnos a nosotros mismo no vaya a ser que encontremos algo que no nos guste?¿Por qué habitualmente comenzamos mirando al vecino en lugar de a nuestro intestino?

Para mí el proceso es lo de menos en este caso,  y será genial siempre y cuando forme parte de una evolución  que nos termine llevando del análisis externo al interno, para evitar que sólo veamos la paja en el ojo ajeno.

Piensa sencillamente en utilizar estas 2 herramientas dentro de tu organización…

  • ¿Te imaginas el potencial que tendría tu empresa si en lugar de ser tú el de las ideas, se le permitiese a todo el equipo participar, exponer y decidir?
  • ¿Te imaginas como cuanto mejor nos entenderíamos entre compañeros si antes de hablar con los clientes desarrollásemos una cultura de hablar entre nosotros?

Podemos  auto engañarnos…

  • “No están preparados”
  • “Si,  pero el cambio debe de ser poco a poco”
  • ” Que va!! si aquí todos toman decisiones y son intraemprendedores”
  • “Es que…”

Pero cuando te veas así, mira atrás y piensa…

¿Sólo se te ocurren a ti las buenas ideas de tu organización?

Si tu respuesta es SI…

O no tienes un buen equipo a tu lado, o tienes un Ego desmesurado!

Analízalo!

Puede que ser la persona por la que pasan todas la decisiones, inicialmente te genere gustirrinín, te sentirás importante, cosa que genera drogodependencia!

Pero no te equivoques es tu EGO el que está hablando.

Y conforme vaya aumentando la presión, la mejor manera de que mejore tu empresa será apartarte.

Precisamente por eso…

  • ¿No crees que el Management del futuro debe de ser Co-Creado y no dirigido de arriba a abajo?
  • ¿No crees que las organizaciones y todas las personas deberíamos de tomar parte activa en este cambio?

Si es así, no dudes en leer a gente como Gary Hamel y participar en su reto por cambiar las Organizaciones del futuro.

¿O prefieres convertirte en el hombre embudo?

Anuncios

Acerca de Coontigo

Estudio de Estrategia Campamento Base: Asturias. Nuestro Trabajo: Ayudar a empresas a mejorar. Nuestras Pasiones: La estrategia la Innovación y las personas.
Esta entrada fue publicada en Estrategia & Inclasificables. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Y tú, quieres ser hombre embudo?

  1. José Luis dijo:

    Articulo interesante … pone en evidencia el miedo que tenemos de enfrentarnos a nosotros mismos … de no pedir una opinion a los subordinados por el simple hecho de un ego desproporcionado … el trabajo en equipo simpre ha dado y dara mejores resultados.
    Pobre embudo … genial invento que paga los platos rotos por las decisiones o cosas que hacemos, que culpa tiene? no fue creado para simbolizar los errores del ser humano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s