El valor de la sonrisa


Esta mañana, un trámite con la administración que debería de haberme llevado 5 minutos, me llevó 1 hora y cuarto.

Llegaba preparado para que la simple entrega de un papel acostumbrado como estoy a los trámites con la administración pudiese llevar un poco más pero nada más entregué el papel…

La señora, comenzó a teclear con un dedo cada número de mi Dni, con cada presión de tecla, una comprobación al documento original, con cada comprobación del documento original, una comprobación de la pantalla…

Tras meter mi Dni, nombre y apellidos en el ordenador en el inestimable tiempo de 15 minutos… abandoné mi expresión compungida y emergió una sonrisa, creyendo que ya todo había terminado….

“Iluso de mi…”

– Bueno guapetón.. ahora tengo que ir al archivo.

Me casca la señora con una gran sonrisa…

¿Cómo, al archivo, pero no está para eso el ordenador?

No, amigos no.. craso error de estimación.

Enfrente mía se posaron al cabo unos minutos unos 100 expedientes “El archivo”, que comenzaron a ser revisados y escrutados manualmente uno a uno.

Lamentablemente el papel no admite utilizar el buscador, por lo que durante media hora viví como se iban sacando los archivos de cada mes. Hasta que tras  4 meses de archivo, apareció el ansiado tesoro… mi expediente..

Cuando lo ví, estaba exultante, no daba crédito. La  verdad me entraron unas irrefrenables ganas de saltar  y celebrarlo!!!

A partir de ahí, y tan sólo 15 minutos después, la gestión había concluido. Todo un éxito me dije

Tras salir  y mirar el reloj, me pregunté, ¿Que ha sucedido dentro para que en lugar de ponerme de mal humor, haya pasado una hora sentado divirtiéndome al observar una forma de trabajar del siglo pasado y haya participado en un divertido juego de la búsqueda del tesoro?

Sencillamente, su sonrisa. La señora estaba a punto de jubilarse, pero la sonrisa con la que me recibió y sus comentarios jocosos ante una situación que a ella se le antojaba divertida, hicieron que ambos a pesar de todo pasáramos un buen rato.

Moraleja: Una sonrisa lo cambia todo, aunque aún así, cuando planifico  algo que no depende de mi, multiplico por 2 la estimación y así, a una mala me es mas fácil relajarme y disfrutar, porque lo contrario tampoco sirve de nada.

P.D: Por favor señores de la admnistración continuen avanzando en la digitalización de la información. El papel me sigue encantando para leer  pero ya no es una forma de gestión óptima.

Anuncios

Acerca de Coontigo

Estudio de Estrategia Campamento Base: Asturias. Nuestro Trabajo: Ayudar a empresas a mejorar. Nuestras Pasiones: La estrategia la Innovación y las personas.
Esta entrada fue publicada en Estrategia & Marketing y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s